miércoles, 13 de julio de 2016

PREDICAR EN EL DESIERTO...Tres horas de EF

Considerando que en todo proceso comunicativo, es imprescindible contar con una persona, auditorio o público, con la supuesta intención de interactuar con alguien; esta situación puede llegar a convertirse, no solo en un suplicio, sino que a veces puede degenerar hacia un absurdo monólogo basado, en la apatía, la desidia o la ignorancia.


 “En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas.” (Mateo·3:1-2)

0 comentarios:

Publicar un comentario